Desde que comencé mi carrera en tecnología, siempre ha sido difícil explicar exactamente lo que hago. Cuando trabajaba con programación, era complicado ilustrar cómo una secuencia de textos escritos podía convertirse en comandos para que el ordenador los ejecutara.

A medida que mi carrera evolucionó y pasé de crear sistemas de información a gestionar productos digitales, mi tarea de explicar lo que hacía siguió siendo compleja y, hasta cierto punto, divertida. Esto ocurre porque la posición de Product Owner o Product Manager en algunas organizaciones es un mosaico con varias habilidades necesarias en otras posiciones.

Fue muy curioso ver cómo los productos digitales estaban cada vez más presentes en nuestra realidad. Y aunque nuestra sociedad se ha aprovechado cada vez más de ellos, más personas han tenido dificultades para comprender qué es realmente un producto digital.

La definición de producto

La palabra Producto en sí no es suficiente para entender su significado, ya que existe cierta ambigüedad en torno a su significado. En el diccionario, producto significa:

  1. aquello que se produce; resultado de la producción.

Tenemos que estar de acuerdo en que esta definición no ayuda mucho. Y también obstaculiza el hecho de que, cuando estamos en el mundo digital, entran en juego otros sinónimos. Proyectos, plataformas o incluso aplicaciones (apps), todo esto “solo ayuda a obstaculizar”.

Ahora, voy a apelar a uno de los gurús de la gestión de productos, Marty Cagan. Autor de varios libros, entre ellos “INSPIRED: How to Create Tech Products Customers Love“, nos trae una definición un poco menos confusa de lo que sería un producto digital:

“Un producto es algo con lo que podemos operar un negocio“, en traducción libre.

También podemos decir que un producto es algo que resuelve un problema o proporciona un beneficio que no nos gustaría perder para un público específico. Y también puede ser comercializado por la organización que lo produjo, generando ingresos o ayudando a vender otro producto / servicio.

Recientemente, la nueva versión de la Guía Scrum trajo una definición de producto que nos ayuda a entender un poco más:

 “Un producto es un vehículo para entregar valor. Tiene límites claros, stakeholders bien conocidos, usuarios o clientes bien definidos. Un producto puede ser un servicio, un producto físico o algo más abstracto “. – Guía Scrum 2020

Recordando que un producto digital tiene la particularidad de ser ofrecido a través de Internet. Esto incluye una página web, un programa que instalas en tu ordenador o incluso cuando lo descargas de su tienda de aplicaciones móviles.

Personalmente, prefiero la definición más amplia de producto, ya que conecta mejor con la vida diaria de quienes piensan y trabajan con productos digitales.

¿Cómo crear un producto digital?

Para tener éxito en la creación de un producto, debes ser consciente y crear un producto en el que sus usuarios y clientes potenciales vean valor. Además, el producto debe tener una buena usabilidad. Esto asegura que tus clientes se den cuenta del valor entregado y no se pierdan en complicaciones innecesarias.

Estas funcionalidades deben ser técnicamente posibles de construir, dados los recursos técnicos disponibles. Y, por último, ser viables ante el contexto empresarial en el que se insertan.

¿Qué es un producto digital? 1
K21 cree que el producto digital o físico se define por el uso que se le atribuye

 

A continuación, se resumen los riesgos que enfrentamos cuando administramos nuestros productos:

  • Riesgo de valor: ¿Nuestros usuarios decidirán utilizar o comprar lo que ofrecemos?
  • Riesgo de usabilidad: ¿Nuestros clientes podrán utilizar lo que ofrecemos solos?
  •  Riesgo técnico: ¿Puede nuestro equipo construir lo que necesitamos con los recursos y el tiempo del que disponemos?
  • Riesgo de viabilidad: ¿Aquello que estamos construyendo se sostiene en los distintos aspectos de nuestro negocio?

Más contenido sobre productos

Hay otras cuestiones que crean más confusión cuando se trata de productos digitales, especialmente al comparar productos y proyectos. Pero entiendo que esta es una discusión más amplia, que puede dejarse para una próxima publicación.

Rodrigo de Toledo y Fernando Cruz hablaron de ello en este artículo sobre la era de los grandes productos. También puedes acceder a más artículos sobre el ttrabajo del Product Owner en nuestro blog.

¿Quieres saber qué se necesita para crear un producto digital exitoso y aprender las habilidades que todo Product Owner debería tener? ¡Ven y haz nuestra formación CSPO!

Foto de Alberto Rodrigues (Bob)
Alberto Rodrigues (Bob)

Agile Expert en K21, especialista en Ingeniería de Software y licenciado en Ciencias de la Computación, es adepto del pensamiento Lean y métodos ágiles. Parte de su labor es encontrar innovaciones técnicas y mejora de procesos para brindar agilidad al trabajo y valor a sus clientes.

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Sin embargo, tenga en cuenta que no guardamos ninguna información personal.