La motivación del individuo es uno de los temas más importantes para la gestión y forma parte de los 4 Dominios de la Agilidad cuando hablamos del dominio Cultural. Actualmente, en nuestros clientes vemos a muchos gestores planteándose: “¿Cómo motivar a las personas?”Antes de entrar en las herramientas, es necesario comprender un poco más sobre qué es la motivación y cómo funciona. Daniel Pink es uno de los principales autores que trata el tema de la motivación en la actualidad, y en su libro Drive (Motivación 3.0) enumera 3 tipos de motivación:

  • Motivación 1.0, que se basa en la supervivencia.
  • Motivación 2.0, que es extrínseca, es decir, orientada por recompensas o castigos.
  • Motivación 3.0, que es intrínseca, basada en (1) Autonomía – el deseo de dirigir la propia vida; (2) Dominio – la necesidad de mejorar siempre algo relevante; y (3) Propósito – la necesidad de actuar al servicio de algo mayor.

El paralelismo que me gusta trazar para hacer tangible lo que representan estas motivaciones en la vida cotidiana es con el cine, ¡así que coge unas palomitas de maíz y prepárate para un maratón de películas al final de esta publicación! Y si ya has visto estas películas, te invito a verlas nuevamente, ahora con una mirada de reflexión sobre la motivación. Vayamos a la lista entonces: la Motivación 1.0 está representada por la película “Náufrago”, la Motivación 2.0 está representada por “El Lobo de Wallstreet” y Motivación 3.0 está representada por “Club de los Poetas Muertos”. A continuación hablaré un poco más sobre las películas y esta conexión con la motivación, atención porque CONTIENE SPOILERS.

Motivación 1.0 – Náufrago

Chuck Noland (Tom Hanks) aunque solo y enfrentando a las condiciones más adversas posibles, sigue su camino por la supervivencia, al igual que el trabajador que vive preguntándose si podrá pagar sus cuentas y sobrevivir con dignidad hasta el próximo cobro. Cuando hablamos de la Pirámide de Maslow, esta persona se enfoca en los primeros dos pasos, donde se preocupa por la Fisiología y la Seguridad. En este escenario, las situaciones o los individuos que pueden perjudicar la garantía de tales factores se considerarán una amenaza extrema y la persona que está en este tipo de motivación luchará contra tales situaciones o individuos.

Las empresas a veces no entienden por qué algunas personas no colaboran, innovan o se preocupan más que por los “conceptos básicos” de su trabajo, y gran parte de esto puede ser porque la persona sólo quiere protegerse a sí misma y evitar correr riesgos para asegurarse de que nada amenace su supervivencia.

Motivación 2.0 – El Lobo de Wall Street

En esta película tenemos a Jordan Belfort (Leonardo di Caprio) como un joven ambicioso que descubre oportunidades altamente rentables, aunque moralmente cuestionables, en el mercado financiero. En este caso, estamos hablando de recompensas o castigos externos al individuo, la llamada motivación extrínseca. Esta motivación hace que el individuo busque alcanzar o repeler algún factor externo, es fácil de hacer tangible y tener claro lo que lo motiva.

Las personas inmersas en esta motivación se centran en un objetivo final externo a ellas mismas, lo que a menudo puede hacer que ese objetivo sea más importante que el camino hacia él, por lo tanto, pueden surgir comportamientos disfuncionales y extremos en la búsqueda de recompensas. En la pirámide de Maslow muchas veces hablamos de las necesidades de los individuos para mantener los pasos del medio Social y de Estima. En este escenario puede surgir una alta competitividad y una búsqueda por atajos, caminos cortos que alcancen el objetivo final (la recompensa) más rápido.

En un escenario de extrema motivación 2.0 en las compañías, es posible observar a las personas que eluden las reglas, procesos o negociaciones para “abrirse camino”. En otros ejemplos también ocurren comportamientos disfuncionales altamente competitivos en los que un individuo, para resaltar su trabajo, se dedica a perjudicar el trabajo del otro.

Motivación 3.0 – Club de los Poetas Muertos

Esta película es un gran ejemplo para mí porque habla profundamente de lo poderosa que es la Motivación 3.0, tanto positiva (cuando se está potenciando) como negativamente (cuando se está reprimiendo). Esta motivación, llamada intrínseca, parte de la premisa de algo que proviene del individuo, que es parte de él, a diferencia de las recompensas o castigos. Los pilares citados por Daniel Pink, que son propósito, autonomía y dominio, son búsquedas del individuo que provienen de sí mismo. Volviendo a la pirámide de Maslow, ahora estamos hablando de la cima, de los Logros Personales.

En la película, tenemos al profesor John Keating (Robin Williams) que se propone trabajar en la escuela donde estudió, a pesar de que tuvo problemas allí y no tiene buenos recuerdos. Lo hace con la motivación de mejorar la experiencia para los estudiantes después de él (propósito) y de poder influir y construir la mentalidad de los estudiantes (autonomía). Además, vemos el desafío que Neil Perry (Robert Sean Leonard) enfrenta en su búsqueda de ser actor al mismo tiempo que su familia lo obliga a seguir la carrera de medicina (motivación 2.0). Esta dualidad entre lo que es garantía de un futuro financiero estable y el dominio de buscar ser un actor cada vez mejor, hace que Neil no lo soporte y se suicide.

Pirámide de Maslow
Pirámide de Maslow (imagen: OpinionBox)

Reprimir o ignorar el sentido de propósito, autonomía y dominio, que son los pilares que motivan al trabajador del conocimiento (un término creado por Peter Drucker) puede tener consecuencias devastadoras. Además de ignorar que primero tenemos que cuidar las bases de la pirámide de Maslow para luego discutir su cima.

Para poder actuar mejor en la motivación de los individuos a diario, debemos comprender que es necesario satisfacer las necesidades básicas (motivación 1.0) y asegurarnos de que existan las recompensas mínimas para que lo extrínseco (motivación 2.0) no sea más importante que lo intrínseco (motivación 3.0). Una vez que se abordan estos factores, podemos centrarnos en potenciar lo que los individuos creativos pueden producir cuando tienen un propósito, autonomía y dominio. Esta es una de las bases de la Gestión 3.0 (Management 3.0), una forma de gestión que nace en contraste con la gestión tradicional, dirigida a trabajadores del conocimiento y equipos ágiles.

Ahora imagina dónde están tú y tu empresa. ¿Cuál es la motivación que prevalece hoy? ¿Y dónde te gustaría concentrarte?

¿Esta publicación te hizo recordar otra película relacionada con la motivación? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Sin embargo, tenga en cuenta que no guardamos ninguna información personal.